¿Stories, feed o IGTV? He ahí la cuestión instagramera

  1. Inicio
  2. Aprende con nosotros
  3. ¿Stories, feed o IGTV? He ahí la cuestión instagramera

Instagram ha evolucionado, crecido, cambiado y nos ha vuelto locos en estos últimos ¿diez años? Que si stories copiando a snapchat (que levante la mano quien pensaba que esto no tendría futuro), que si Instagram TV robándole protagonismo a YouTube, y el clásico feed, ese que hicieron el intento de hacer que en vez de desplazarlo hacia abajo, se desplazara como las stories de izquierda a derecha, menos mal que esto no salió, porque el infartito fue real cuando cambiaron la app y de repente no sabía utilizarla. Nosotras, que prácticamente comenzamos a utilizarla cuando nació.

Pero hoy venimos a hablaros sobre qué tipo de contenido se “deben” publicar en cada uno de los formatos que te ofrece Instagram. Sí, los que hemos mencionado justo arriba. ¿Estás preparado? Píllate unas palomitas y disfruta.

EL CLÁSICO FEED DE INSTAGRAM

La clásica cuadrícula de tres filas lleva acompañándonos desde el principio. Publicaciones “eternas” que no caducan en el tiempo. Cuando comenzó era solamente posible subir una foto en formato 1×1 con su texto correspondiente, ni vídeos, ni carruseles, solo fotos en este formato. Más adelante, se incorporaron los nuevos tamaños, los vídeos de 30 segundos y los carruseles. Hoy en día los vídeos pueden durar hasta 1 minuto, lo cual se agradece.

Al principio nos costaba entender que era un #hashtag, pero con la llegada del nuevo algoritmo (dichoso) de Instagram y con el tiempo aprendimos gestionarlos y utilizarlos a nuestro favor y, hoy en día, se ha convertido en una herramienta esencial para clasificar y dar difusión a nuestro contenido.

¿Qué publicaríamos nosotras si fueramos tú en el feed de Instagram?

  • Imágenes/vídeos propias/os: digo propias, no por nada, pero para compartir contenido ya existe Pinterest, en Instagram se valora la originalidad. Hemos aprendido con el tiempo a cuidar nuestra estética en el feed, las gamas cromáticas, las composiciones están a la orden del día porque sobre todo, no nos podemos olvidar que Instagram es un sitio bonito, ¿podríamos llamarlo porno ocular?
  • Texto cuidado: como usuarias de Instagram, si nos gusta la foto, leo el texto y nos encanta cuando el texto es innovador, nos cuenta algo que aporte valor a nuestra vida, si tiene que hacerlo, que nos haga reflexionar o que nos informe sobre lo que estoy viendo en la imagen.
  • Hashtag: ¡ay amiga!, si aún no has descubierto este mundo, wellcome to the paradise. Las, también llamadas, etiquetas sirven para clasificar el contenido en la plataforma, de hecho, adquirió tanta importancia en algún momento que nuestro querido Mark Zukenber nos permitió, no solo seguir usuarios en Instagram, sino también a los hashtags que nos interesan. ¿Impresionante? Ya lo creo.
  • En general, te diríamos que colgaras aquí tu contenido más cuidado, el más reflexionado, el que quieres que perdure en el tiempo y sea como tu carta de presentación. Piensa que cuando visitamos un perfil en Instagram la visión que tenemos es esta cuadrícula y que si no nos gusta, no devolvemos el follow back.

LAS STORIES DE INSTAGRAM

Nosotras fuimos de las que no daban ni un duro por esto, ya existía Snapchat, para qué íbamos a querer Stories en Instagram si, encima, no tenían ni la mitad de filtros chulos de esta otra. Pues nada, triunfó como la Coca-Cola. La gente influente dejó Snapchat para recoger en Instagram su día a día. Con el tiempo añadieron cositas chulis, como más variedad de filtros, la música, stikers, etc. Al final, Mark consiguió lo que quería: que fuéramos a Snapchat a por los filtros, pero que los vídeos los subiéramos desde Stories de Instagram, ¡chupaos esa Evan Spiegel, Bobby Murphy y Reggie Brown!

¿Qué publicaríamos nosotras si fueramos tú en Instagram Stories?

  • Tu día a día: no hace falta que cuides excesivamente el contenido, pues será más natural, más de tú a tú.
  • Informar de que has subido una foto al feed: el nuevo algoritmo de Instagram nos tiene un poco “trolleados” no enseña nuestras fotos a todos nuestros seguidores, así que una buena idea es hacer un llamamiento desde Stories.
  • En general: es un formato más “orgánico” y natural. Es la cara verdadera de la persona que hay detrás de una cuenta de Instagram, la más real al menos. Si nos preguntas, utilizaríamos los stories para generar confianza en nosotras, en nuestra marca o nuestro proyecto.

INSTAGRAM TV

Todo lo que Mark no puede comprar para hacerlo suyo lo adapta y lo incorpora en Instagram, apostaría un dedo de la mano a que es lo que le ha pasado con YouTube. De un día a otro nació como un champiñón una nueva app de Instagram en la que se podían subir vídeos de duración máxima de 10 minutos, que por supuesto estaba vinculada a tu cuenta de Instagram, entiendo que el objetivo era, al igual que los Snapchateros vinieron a Instagram, que los youtubers hicieran lo mismo.

¿Qué publicaríamos nosotras si fueramos tú en IGTV?

Por supuesto, siempre va a depender de tus objetivos y de la temática de tu cuenta.

  • Tutoriales.
  • Enseñar productos.
  • El contenido que subirías si tuvieras un canal de Youtube.
  • En general: vídeos currados con edición, totalmente al contrario que las Stories. Es el gran formato, hay que saber sacarle provecho.

¿Estás ya preparado o preparada para hacer de tu Instagram un lugar mejor? Esperamos que os haya encantado el post y, ¡qué tengáis una buena semana!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú